ESP / ENG / FRA
  Éxitos    Clientes    Noticias    Propiedades    Equipo    Servicios    Contacto   
 
 
AGO / 08
ASCANA en el analisis de la crisis minorista
La psicosis del comercio minorista

Publicado el 30-08-2008 , por L. Santiago/T. Ferreirós. Barcelona

El efecto ‘cerrojazo’ empieza a hacer mella en el eje secundario de la capital catalana, formado principalmente por Carrer de Sants, Creu Coberta y Ronda Sant Pere. Los expertos coinciden en que cada vez habrá más locales vacíos.

El llamado efecto cerrojazo, un acusado cierre de locales comerciales después de las vacaciones de verano, vuelve este año con más fuerza debido a la crisis que atraviesa la economía española. Y el sector minorista siempre se ve más afectado por estas situaciones. Los expertos consultados aseguran que ya se está viendo que aumenta la liberación de locales, aunque “no existe un cerrojazo total”, según explica Javier Bernades, de Grupo Ferran.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas del comercio al por menor en España registraron un descenso interanual del 4,8% en julio, mientras que el empleo disminuyó un 0,1%, la primera bajada desde el tercer trimestre de 1999, cuando cayó un 0,3%. La caída se debió a la disminución de las ventas de equipo del hogar (10,7%). La subida de la facturación a precios corrientes fue el resultado del incremento de las ventas de la alimentación, que crecieron un 5,4%, seguidas del equipo personal (2,6%).

En Catalunya, entre 2004 y 2008, el número de locales minoristas descendió un 4,5%, hasta 101.426 comercios. El descenso más acusado tuvo lugar en los bienes de segunda mano, que descendieron un 19,2% hasta 257 locales. Sílvia Díez, directora de locales comerciales de la consultora Jordà & Guasch, explica que, actualmente, la demanda de espacios para poner en marcha nuevos negocios se concentra en el centro de Barcelona, mientras “proliferan cada vez más los locales disponibles en terceras líneas de la ciudad (las más alejadas del eje prime, formado por las calles Passeig de Gràcia, Portal de l’Àngel, Portaferrissa, Rambla Catalunya, Pelai, Rambla Canaletas y Diagonal)”.

Díez calcula que la capital catalana cuenta con un 30% más de locales disponibles que hace un año. La llegada de septiembre provocará la aparición de más espacios. Sin embargo, “a pesar de que hay más traspasos”, costará ocupar estos locales porque no están ubicados en zonas con demanda. “La actividad comercial no se recuperará a menos que se reduzcan los traspasos”, sostiene.

El emblemático Carrer de Sants
En una de las zonas tradicionales de comercio local, el carrer de Sants, los comerciantes notan mucho la crisis, pero no provoca desastres. “Somos como un centro comercial al aire libre. Al estar agrupados llegan más clientes y vamos aguantando”, asegura un comerciante que regenta Marticella, uno de los comercios textiles más antiguos de la zona, abierto desde 1920.

Frente a los alquileres altos y la bajada de las ventas los negocios familiares mantienen el tipo. El motivo: los comercios regentados por miembros de una misma familia juegan con la ventaja del “todo queda en casa”.  “Las ventas han caído mucho, pagamos 6.000 euros de alquiler y trabajamos cuatro personas en la tienda cada día; si fuéramos empleados en vez de familia no podríamos pagar los sueldos”, explica la trabajadora de una tienda de ropa.

Aunque permanecen abiertos, muchos pequeños comerciantes admiten que si les llegara una buena oferta traspasarían el negocio debido al cada vez más acusado bajón de las ventas. “¿Aunque cómo vamos a conseguir traspasarlo si va mal? Nadie querrá comprar algo que no funciona”, explica la propietaria de otro establecimiento ubicado en la misma zona. Según Díez, la caída del consumo en los negocios de barrio es lo que ha provocado que sus dueños no puedan hacen frente a las rentas.

El Carrer de Sants forma parte del eje secundario de la ciudad, en el que también se incluyen Gran de Gràcia, Passeig Fabra i Puig, Ronda Sant Pere, Ronda Universitat y Passeig del Born. En la consultora Ascana, especializada en intermediación de locales comerciales, han detectado ya el efecto cerrojazo en la segunda línea de la ciudad. “En la ciudad de Madrid este fenómeno comenzó hace ocho meses”, explica Eduardo Rivero, socio de Ascana.
 
El presidente de la asociación de comerciantes de Sants, Llorenç Porxas, prefiere no decir a cuánto está el alquiler por metro cuadrado en la zona. “Son precios de locura”, asegura. Según una estimación realizada con los datos aportados por algunos minoristas, el precio por metro cuadrado en Carrer de Sants supera los 50 euros de media. En el eje prime, las cifras oscilan entre 80 euros y 200 euros por metro cuadrado y mes. Un comerciante de Sants que está al frente de una juguetería paga 3.000 euros al mes por un local de 70 metros cuadrados.

Pocas aperturas
Los comerciantes de la zona comentan que aunque siempre ha habido cierres y nuevas aperturas, “las tiendas que abren ahora duran dos telediarios como mucho y las que se vacían tardan más en volver a ocuparse”. Un local donde había una tienda de fotos, ubicado, en el número 1 de Creu Coberta, lleva más de medio año en alquiler. 

La crisis del sector financiero y el  inmobiliario son, según Rivero, los responsables del aumento de locales disponibles. A su juicio, las operaciones en las zonas prime de la ciudad tardan más tiempo en cerrarse, mientras “las de las zonas secundarias ni siquiera se cierran”.
ir enlaces noticia
volver
 
Nombre: Mail: Suscríbete 
MILÁN / Via Monte di Pietà, 21 . 20121 . [+39] 0 286 337 811 . milan@ascana.es
PARÍS / 103 Rue Grenelle, 4º . 75007 . [+33] 1 70 917422 . paris@ascana.es
MADRID / Serrano, 6 3º . 28001 . [+34] 913 086 665 . madrid@ascana.es
BARCELONA / Passeig de Gracia 12 - Ppal. 2a . 08007 . [+34] 934 676 662 . barcelona@ascana.es
 
Intranet